Frentes

¿Cómo son los tornados?

Un frente es una zona de transición entre dos masas de aire de diferente densidad. Los frentes provocan cambios de temperatura, punto de rocío, vientos y presión. También pueden provocar precipitaciones. Selecciona cada tipo de frente a continuación y haz clic y arrastra para ver cómo trae diferentes condiciones meteorológicas. Para saber más sobre el tipo de frente, haz clic en el nombre.

Marcados con líneas de dientes azules en los mapas meteorológicos, los frentes fríos se producen cuando el aire frío, más denso y pesado que el aire cálido, empuja contra el aire cálido y se desliza por debajo como una cuña. El aire cálido es forzado a subir y, a medida que asciende, se enfría, se expande y pierde su capacidad de retener la humedad, lo que crea nubes y, finalmente, precipitaciones y, normalmente, tormentas más intensas.

Un frente cálido, representado por medios círculos rojos en los mapas meteorológicos, se produce cuando el aire cálido se desplaza sobre el aire frío. Al ser menos denso que el aire frío, se eleva por encima, como en un frente frío. Pero en este caso, empuja el aire frío hacia abajo contra la tierra y lo aleja. En el proceso se enfría, se expande y pierde su capacidad de retener la humedad, creando nubes y lluvia en forma de precipitaciones suaves y dispersas, a diferencia de las tormentas condensadas.

Frente ocluido

Un frente en sentido meteorológico es la zona de contacto entre masas de aire con diferente densidad, temperatura y humedad. La banda frontal es la zona en la que dos masas de aire entran en contacto directo, la zona en la que se producen los intercambios de energía y donde se producen los fenómenos atmosféricos más intensos. Generalmente, un frente se presenta como una superficie más o menos regular, con un ángulo bajo, ligeramente inclinado, y suele formar una línea curva en el plano horizontal. Los meteorólogos identifican tres tipos de frentes: fríos, cálidos y ocluidos.

  Cap almeria 2021

Cuando se forman frentes fríos o calientes, la condensación procesa energía térmica libre y esto contribuye a crear zonas a diferentes temperaturas, desencadenando la circulación local y la mezcla y contribuyendo a un mayor aumento de la inestabilidad de las masas de aire.

El frente de una perturbación, en las fases iniciales de su formación, suele estar relacionado con el llamado frente de viento, que está asociado al avance de las masas de aire frío que descienden de la perturbación. A veces, el frente de viento se hace visible por las nubes de polvo que se levantan del suelo (como en las tormentas de polvo) o por el frente de condensación que da lugar a la formación de espectaculares nubes en forma de arco en el mismo nivel del frente de la perturbación.

Meteorología del frente

Cuando un frente pasa por una zona, significa un cambio en el tiempo. Muchos frentes provocan fenómenos meteorológicos como lluvias, tormentas eléctricas, vientos racheados y tornados. En un frente frío, puede haber tormentas eléctricas espectaculares. En un frente cálido, puede haber nubes de estratos bajos. Normalmente, los cielos se despejan una vez que el frente ha pasado.

Un frente meteorológico es una zona de transición entre dos masas de aire diferentes en la superficie de la Tierra. Cada masa de aire tiene características únicas de temperatura y humedad. A menudo hay turbulencias en un frente, que es la frontera donde se juntan dos masas de aire diferentes. Las turbulencias pueden provocar nubes y tormentas.

  Digital antequera

En lugar de causar nubes y tormentas, algunos frentes sólo provocan un cambio de temperatura. Sin embargo, algunos frentes de tormenta inician las mayores tormentas de la Tierra. Las ondas tropicales son frentes que se desarrollan en el Océano Atlántico tropical frente a la costa de África. Estos frentes pueden convertirse en tormentas tropicales o huracanes si las condiciones lo permiten.

Los frentes se desplazan por la superficie de la Tierra durante varios días. La dirección del movimiento suele estar guiada por vientos fuertes, como las corrientes en chorro.    Las formas terrestres, como las montañas, también pueden cambiar la trayectoria de un frente.

Tormentas de frente cálido

Hay cuatro tipos básicos de frentes, cada uno con sus propias características meteorológicas. Entender las diferencias puede ayudar a los pilotos a calibrar la rapidez con la que se producirán los cambios meteorológicos y cuándo pueden llegar las inclemencias del tiempo, disiparse o aumentar su gravedad. Este blog explica los cuatro frentes básicos que existen en nuestra atmósfera.

Los frentes cálidos son fronteras de masas de aire de movimiento lento que sustituyen a las masas de aire más frío que les preceden. Los frentes cálidos suelen desplazarse entre 16 y 25 millas por hora y contienen aire cálido y húmedo. A medida que el aire cálido se eleva, la temperatura desciende y se produce la condensación, formando nubes.

  Cap almeria 2021

Los frentes cálidos suelen tener una pendiente suave, por lo que el aire cálido que se eleva a lo largo de la superficie frontal es gradual. Un indicio de que se acerca un frente cálido es la formación de nubes cirriformes o estratiformes, junto con niebla, por delante del límite frontal. Las nubes cumulonimbus suelen formarse en los meses de verano, cuando el potencial de una tasa de lapso inestable es alto. Recordemos que los tres ingredientes para que se formen tormentas son suficiente humedad, una tasa de lapso inestable y una acción de elevación. Una masa de aire cálido suele incluir los dos primeros ingredientes, y la acción de elevación es causada por el aire cálido que fluye sobre el aire más frío por delante del frente, como se muestra en la figura anterior.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad