Publicado el Deja un comentario

“Puestos a etiquetar, en Murcia se habla andaluz”

Rafael Martos, Director de Noticias de Almería entrevista a Manuel Rodriguez Illana.-Video-

Manuel Rodríguez Illana es doctor en periodismo, también licenciado en Psicología, y profesor de Lengua Castellana y Literatura en un instituto de Sevilla, además de autor de varios libros, siendo el último “Por lo mal que habláis” (Editorial Hojas Monfíes), en el que aborda el “supremacismo” con el que se denigra el modo de hablar de los andaluces.

Es conveniente dar esos datos sobre su currículo antes de revisar sus declaraciones en la entrevista que concede a Noticias de Almería, porque siendo controvertidas, es importante saber que en las más de 400 páginas de esta obra hay mucha investigación y numerosas citas bibliográficas, documentales, de medios, artículos, informes… hasta completar una teoría difícilmente rebatible con la mismas aportaciones.

Rodríguez Illana sostiene que está claro que los andaluces hablamos andaluz, aunque etiquetarlo de dialecto, idioma, variedad lingüística, acento… es tarea improductiva, y argumenta que quienes suelen hacerlo tienen como objetivo denigrarlo, rebajarlo de categoría para circunscribirlo a él, y a quienes lo hablan, a ciudadanos de segunda –o tercera, o cuarta- clase. Es decir, existe una clara intencionalidad al hacerlo.

En ese sentido añade que otra de las intenciones es la de dividir Andalucía, y pone algunos ejemplos, como el de una filóloga que recogía en un trabajo que en una parte de Almería se hablaba “murciano”. El profesor muestra su sorpresa ante esto, ya que resulta una evidencia que los murcianos al hablar son confundidos con andaluces, y en todo caso, parecería lógico –entiende- que si una parte de Murcia se expresa como una parte de Andalucía –hay quienes ven rasgos “murcianos” incluso en comarcas de Jaén o Granada o Málaga- se pudiera decir que esa parte de esa Región la que habla andaluz.

No solo eso, Rodríguez Illana señala lo curioso que también resulta que el castellano o el español se hablen de modo distinto en diferentes comarcas, o ciudades, o provincias, pero no se diga nunca “hablas castellanas” pero al referirse al andaluz, cuyas diferencias entre unas zonas y otras es menor que las del propio castellano en distintos territorios, se recurra a las “hablas andaluzas”, y se pregunta cómo es posible que haya diversidad –hablas andaluzas- dentro de la unicidad –castellano-.

Pero el libro no se queda en estos análisis, y abunda en la cuestión económica de tipo colonial que se oculta detrás de todo este entramado que dibuja a lo largo de su interesante obra, en la que se pronuncia a favor de la transcripción del andaluz -como en el caso de «Er Prinzipito»- aunque entiende que por el momento podría ser pronto para pensar en una estandarización, aunque no la rechaza.

Fuente: noticiasdealmeria.com

Publicado el

El andaluz en los medios con Manuel Rodríguez Illana

Entrevista con Manuel Rodríguez Illana realizada en el programa «El despertador» de Onda Capital 95.1 de Sevilla.

Para escuchar la entrevista pincha en el siguiente enlace: https://www.ivoox.com/despertador-2-0-el-andaluz-los-audios-mp3_rf_46595410_1.html?fbclid=IwAR045Dk1b6zk-RqjILZRXDw2Lbqu4FKAjZyDqkEKwA33Zf52-ESLQDIR5SI

Publicado el

Booktrailer de «POR LO MAL QUE HABLÁIS. #ANDALOFOBIA Y #ESPAÑOLISMO LINGÜÍSTICO EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN»

Booktrailer del libro «Por lo mal que habláis. Andalofobia y españolismo lingüístico en los medios de comunicación» de Manuel Rodríguez Illana. Editado por Hojas Monfíes.

‘Por lo mal que habláis’ es un análisis mediático sobre la estigmatización del andaluz y el nacionalismo lingüístico español. El volumen supone un estudio crítico de los discursos hegemónicos difundidos por los medios de comunicación en torno a las lenguas en general y el andaluz en particular.

Sigue leyendo Booktrailer de «POR LO MAL QUE HABLÁIS. #ANDALOFOBIA Y #ESPAÑOLISMO LINGÜÍSTICO EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN»
Publicado el Deja un comentario

Por lo mal que habláis

Hojas Monfíes publica ‘Por lo mal que habláis’, un análisis mediático sobre la estigmatización del andaluz y el nacionalismo lingüístico español

El nuevo volumen editado por la editorial andaluza supone un estudio crítico de los discursos hegemónicos difundidos por los medios de comunicación en torno a las lenguas en general y el andaluz en particular.

El nacionalismo de Estado en su vertiente lingüística encuentra en los media un poderoso instrumento de inculcación de sus presupuestos fundamentales, de acuerdo con los cuales las lenguas y variedades diferentes al castellano (transmutado mágicamente en “español”) son inútiles, empobrecedoras, fragmentadas y motivo de aislamiento y marginación. En lo que a Andalucía se refiere, esta doctrina etnocida se concreta en difundir la idea de que el andaluz no existe o se reduce a una pintoresca deformación fonológica del castellano originada por nuestra inherente pereza al pronunciar, poco apta para situaciones ‘serias’ (aunque muy adecuada para el chiste y el chascarrillo), especialmente dividida en infinidad de variantes y cuya puesta por escrito supone un aberrante y ridículo atentado contra la unidad esencial de “la lengua común”. Por lo mal que habláis. Andalofobia y españolismo lingüístico en los medios de comunicación (título que reproduce la expresión literal de un famoso literato y exdirector de la RAE en alusión a la población andaluza) constituye, a lo largo de sus más de cuatrocientas páginas, una minuciosa compilación de todo este discurso mediático que desmonta sus mitos a la luz de las aportaciones realizadas por destacadas personalidades de la Lingüística moderna.

Sigue leyendo Por lo mal que habláis
Publicado el Deja un comentario

El españolismo sonriente: humoristas al servicio de la colonización

Manuel Rodríguez Illana

La persona andaluza se caracteriza por dedicarse casi invariablemente al trabajo sexual y doméstico. Es estadísticamente probable que sea toxicómana y provenga de ambientes marginales. También es maleducada, tramposa, holgazana, caradura, superficial y deliberada y vocacionalmente ignorante. No sabe hablar y de hecho le costará la misma vida aprender idiomas porque tiene pocas luces, en general. Eso sí, está genéticamente preparada para soltar un chiste en cualquier momento. No soporta al catalán, separatista e insolidario por naturaleza, que no quiere compartir su riqueza con las/os andaluzas/ces que tanto han contribuido a levantar su tierra. Porque todo/a buen/a andaluz/a es ante todo, español/a, como dios manda (tan español y moderado como lo era Blas Infante). Por eso lleva con orgullo que toda una duqeusa de Alba haya elegido nuestra “región” para fijar su residencia. Este es el dibujo que del pueblo andaluz hacen los medios sistemáticamente. Con todo, siendo un hecho negativo, no es lo peor. La parte más triste se deriva de que son, precisamente, andaluzas/ces dedicadas/os al humor en sus diversas vertientes (actores y actrices, monologuistas, guionistas, dibujantes) las/os que contribuyen a perpetuar tales estereotipos. El español sonriente. Humoristas al servicio de la colonización de Andalucía es un breve repaso de quiénes son cómo lo hacen.

105 PÁGINAS
PRECIO: 11 EUROS