La mano

10,00

La memoria nos obliga a mirarnos, a conocernos y también a pensarnos como quizá nunca habíamos hecho. Recordamos para poder trazar una genealogía entre muchas posibles, que conecte nuestro pueblo con otros pueblos oprimidos, con otras maneras de sentir sin embargo paralelas, maneras que hablan de exilios, de conquistas forzosas. La historia, por desgracia, está plagada de estos episodios. Y nos interesaba, entonces, trazar líneas de fuga, que a su vez fuesen líneas de complicidades diversas. El primer resultado es este número 0 de La Mano. Por él pasan más de 500 años de historia. El material gráfico se funde con el literario interpelando doblemente a aquellas y aquellos que se interesen en la situación colonial de Andalucía. Porque sólo desde la fuerza más poderosa del presente tenemos el derecho de interpretar el pasado.