Hermanas de la cruz sevilla

Raine Seville – Santa María Mi Venida

“Así como dos amigos, que se encuentran frecuentemente en compañía del otro, tienden a desarrollar hábitos similares, así también, manteniendo una convulsión familiar con Jesús y la Santísima Virgen, meditando los misterios del Rosario y viviendo una vida de comunión, podemos llegar a ser, en la medida de nuestra bajeza, similares a ellos y podemos aprender de estos modelos supremos una vida de humildad, pobreza, ocultamiento, paciencia y perfección” (Beato Bartolo Longo).

“Madre mía, señora mía, reina mía, maestra de mansedumbre y humildad, enséñame a no desear nada más que aprender de ti: purísima, limpísima, bellísima, blanquísima, bellísima, Santa María, mi esperanza, mi consuelo, mi felicidad, mi alegría”.

Raine Seville – TOUCH

Después de un tiempo sin poder peregrinar, los jóvenes de HM en Valencia decidieron que era hora de salir por el mundo anunciando el Evangelio. En esta ocasión, la parte del mundo que visitamos fue Ciudad Real, Sevilla y Córdoba. Partimos con un lema en el corazón, un lema que las chicas tuvieron presente en todo momento: “Yo (tu Madre) habitaré en tu tierra”. Esta pobre tierra, que es el corazón de cada uno de nosotros, desea la presencia de la Virgen María y por eso peregrinamos a Sevilla, tierra de María, para encontrarla y pedirle que viva en y entre nosotros.

  Andalucista

La primera parada del viaje, a pocas horas de Valencia, fue en Daimiel, Ciudad Real. Visitamos el Convento de los Padres Pasionistas, donde tienen los restos de 26 mártires de la Guerra Civil Española. El P. Miguel, CP, nos calentó el corazón hablándonos de sus hermanos mártires. Cantamos delante de sus restos y pedimos la gracia del martirio, si no sangriento, del martirio cotidiano: morir a nosotros mismos para dar la verdadera vida. Estábamos muy a gusto con los mártires, pero aún nos quedaba un largo viaje hasta Sevilla y teníamos que descansar para el día siguiente.

Andrés Suárez – Si Llueve en Sevilla (Lyric Video)

Patrocinio-<p>María de los Ángeles Guerrero González nació el 30 de enero de 1846.&nbsp; Nació en Sevilla, España, y fue una de 13 hijos, aunque sólo seis de ellos llegaron a la edad adulta.&nbsp; Su padre era Francisco Guerrero, natural de Grazalema, que emigró a Sevilla. Su madre era sevillana.&nbsp; Ambos padres trabajaban en un convento de los Frailes de la Trinidad en Sevilla, su padre era cocinero, y su madre limpiadora y costurera.&nbsp; Su escolaridad era limitada como la de la mayoría de las niñas de esa clase social en su época.&nbsp;<p>

<p>Su nombre significa &ldquo;María de los Ángeles&rdquo; y fue bautizada a los tres días de vida en la Iglesia de Santa Lucía, en Sevilla.&nbsp; Recibió la primera comunión a los ocho años, y fue confirmada en la fe a los nueve.&nbsp; A los doce años entró a trabajar en un taller de reparación de zapatos para ayudar a los ingresos familiares, y permaneció allí casi de forma continuada hasta los 29 años.&nbsp;<p>

  Fachada de la iglesia de santa maria novella

<p>Antonia Maldonado era una señora muy devota que era la supervisora de Ángela en el taller de reparación de calzado. El padre José Torres Padilla, un sacerdote nacido en las Islas Canarias, pero establecido en Sevilla con fama de santidad, fue el guía espiritual de Antonia.&nbsp; Ángela lo conoció a los dieciséis años, y tuvo una gran influencia en ella.&nbsp; Se convirtió en su director espiritual y confesor.

Raine Seville – Sweet Escape

Nacida el 30 de enero de 1846 en Sevilla, España, y con el nombre de bautismo de “María de los Ángeles” Guerrero González, la futura Santa era conocida cariñosamente como “Angelita”. Su padre trabajaba como cocinero en el convento de los Padres Trinitarios, donde su madre también trabajaba haciendo la colada. Tuvieron 14 hijos, de los que sólo seis llegaron a la edad adulta.

Angelita estuvo muy influenciada por las enseñanzas y el ejemplo de sus piadosos padres, y desde muy pequeña le enseñaron a rezar el Rosario. A menudo se la podía encontrar en la iglesia parroquial rezando ante la imagen de “Nuestra Señora de la Salud”, mientras su madre preparaba un altar cercano. En su propia casa, durante el mes de mayo, se erigía un sencillo altar en honor a la Virgen María, donde la familia rezaba el Rosario y rendía especial honor a la Virgen.

  Hojas de libros

Angelita hizo la primera comunión a los ocho años y la confirmación a los nueve. Tuvo poca educación formal, y comenzó a trabajar de jovencita en una zapatería. Su patrona y profesora de zapatería, Antonia Maldonado, era una mujer santa; todos los días los empleados rezaban juntos el Rosario y leían las vidas de los Santos. El canónigo José Torres Padilla, de Sevilla, era el director espiritual de Antonia, y tenía fama de “formar santos”. Angelita tenía 16 años cuando conoció al padre Torres y se puso bajo su dirección.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad